miércoles, 15 de abril de 2009

TIPOS DE ANTONIMIA

Antónimos son palabras que tienen su significado opuesto a otras. Deben tener la misma categoría gramatical, queremos decir, si buscamos el antónimo de un verbo, éste debe ser otro verbo, si buscamos el antónimo de un adjetivo, éste también tiene que ser un adjetivo...

Los antónimos están diferenciados en tres clases, lo cual nos ayuda a saber distinguirlos entre unos y otros. Son los siguientes:

- Complementarios o contradictorios: son aquellos cuyas propiedades no pueden ocurrir simultáneamente. El significado de uno elimina el del otro. Por ejemplo: vivo-muerto; si negamos uno de ellos, estamos al mismo tiempo afirmando el otro. En este caso, si decimos que alguien no está vivo, damos por hecho que dicha persona está muerta.

- Contrarios o también llamados antónimos de grado: son irreversibles, las dos palabras se oponen de forma gradual. Por ejemplo: Caliente-frío. En este ejemplo si negamos uno de ellos no afirmamos su antónimo, pues existe un término intermedio como puede ser templado.

- Inversos: el significado del antónimo implica el de la palabra a la que se refiere. Se basan en diferentes perspectivas. Por ejemplo: madre-hijo, si “a” es hijo de “b”, automáticamente sabemos que “b” es madre de “a”.

Existe una figura literaria, denominada “antítesis” que consiste en utilizar antónimos en un mismo verso o estrofa. Vamos a reescribir algunos ejemplos que hemos encontrado:

· Abrir-Cerrar:

Eres como la Rosa de Alejandría,
que se abre de noche,
se cierra de día.

· Corto-largo:
Es tan corto el amor, y tan largo el olvido

· Vida- muerte:
Como matas mi vida
y das vida a mi muerte,
así me llegaste tú
como ausencia, tú, mi suerte.

· Recordar-olvidar:

Me esfuerzo por olvidarte
y sin querer te recuerdo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada